PREGUNTAS FRECUENTES

Éstas son algunas de las preguntas que nos han hecho

¿Qué es la Filosofía para niños?

Kant dijo “No se enseña filosofía, se enseña a filosofar”, y de esta máxima derivan una serie de dinámicas que quieren facilitar la reflexión filosfófica. La Filosofía para Niños es una de ellas, adaptada para trabajar con temas que les interesan a los niños dándoles herramientas para que tengan una reflexión fructífera, haciéndolo además de una manera constructiva, es decir, no apartir de las máximas del profesor sino a través de la construcción del conocimiento en grupo.

¿Para qué sirve?

Propicia también el “aprender a pensar”, pero a diferencia de otras dinámicas que buscan el mismo objetivo, trata el pensamiento como un trabajo dentro del grupo. Así, tiene en cuenta otros aspectos, como “aprender a escuchar” o “aprender a respetar y valorar al compañero”. Además, como toda forma de filosofía, trabaja con conocimientos que vienen de otros campos del saber, y así, se convierte en una dinámica donde confluyen y son útiles los conocimientos que el niño adquiere tanto en otras asignaturas como en el resto de su vida. Y, en tercer lugar, la Filosofía para Niños aporta herramientas lógicas para trabajar en la investigación (buscar hipótesis, ejemplos y contraejemplos, pensamiento inductivo y deductivo…), herramientas que van a ser muy útiles para fijar los conceptos, comprenderlos, cuestionarlos y darles uso.

¿Cómo es una sesión de Filosofía para Niños?

Hay muchas formas de facilitar la reflexión filosófica. La dinámica de la Filosofía para Niños admite variaciones, pero tal como la describe Mattew Lipman (su iniciador) 1) comienza con una actividad que es introductoria, puede ser un juego conceptual, o simplemente una forma de separar lo que viene después del ritmo normal de clases (si es que se realiza en un colegio). 2) A continuación se lee un capítulo o un fragmento de las novelas del programa de Filosofía para Niños y se invita a los niños a hacer alguna pregunta sobre el texto o señalar aquello que más les llame la atención. 3) Se elabora una lista con estas preguntas, algunas de ellas serán más conceptuales y tendrán una solución más complicada, son éstas las que darán pie a la investigación que sigue. 4) Comienza una investigación en la que el monitor (también llamado facilitador) tratará de propiciar que se aborden la mayor cantidad de aspectos del problema e irá introduciendo herramientas conceptuales para hacerlo. 5) No siempre se llegará a una concluxión (los problemas filosóficos suelen ser problemas abiertos en los que cabe más de una) pero sí se buscará que los niños formulen claramente unas cuantas “buenas razones” para mantener una o varias de las opciones posibles.

¿De dónde viene la Filosofía para Niños?

En los años 70 el profesor Matthew Lipman se da cuenta de las dificultades de sus alumnos en la universidad para entender conceptos lógicos, por eso decide trabajar en la línea de lo que entonces surgía con el nombre de “Critical Thinking” para dotar a los alumnos de materiales con los que tratar el tema. Así surge el primer libro de la bibliografía de Filosofía para Niños. Su trabajo continuó yademás se fue extendiendo por diferentes partes del mundo: en Portugal, Italia, España, gran parte de América del norte y del sur, hay traducciones de sus libros y se investiga y crean nuevos materiales adaptados a las circunstancias de cada lugar.

Iremos poco a poco completando esta lista con vuestra ayuda


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s