Galería

Nombres No Verdaderos

Una forma divertida y deshinibidora de comenzar una sesión es presentarse de nuevo. Pero esta vez, mediante Nombres No Verdaderos.

Una manera de hacerlo es la siguiente:

1) El alumno se presenta con su Nombre No Verdadero

Se debe insistir en el término “No Verdadero”, no aceptar la palabra “falso”, aun menos “mote”; si surge se dara un ejercicio de matización… ¿es lo mismo No Verdadero que Falso?

Una herramienta divertida que se puede utilizar con los alumnos más vergonzosos es la de “el bocina” el bocina es un personaje (que puede ser el facilitador mismo, o el compañero de al lado) que se acerca al alumno y se convierte en bocina suya: debe repetir bien alto las palabras que el alumno dice en bajito. A veces, algunos alumnos primero no son capaces de decir su Nombre No Verdadero en alto, pero sí pueden ser “bocina” de otro.

2) El resto de la clase saludo al alumno por su Nombre No Verdadero

Toda la clase devuelve el saludo. En centros donde existe la disciplina de saludo por la mañana al profesor este pequeño juego se vuelve aun más divertido. Además, volver a la clase entera coro del que se presenta no los deja fuera del juego, y se crea un ritmo: uno saluda los otros se ríen o alborotan, pero deben guardar silencio para poder escuchar el siguiente Nombre No Verdadero.

3) Oportunidades

Para propiciar la escucha después de cada intervención, se pueden dar cuatro o cinco oportunidades para el saludo de la clase. De esta manera si un alumno se presenta, pero hay desmasiado alboto y los demás son incapaces de devolver el saludo, se pierde una oportunidad. Si se llegan a perder todas se para el juego.

Esta dinámica además propicia que surja la reflexión sobre los nombres. El momento de introducirla se va a dar cuando algún niño se presente a través de su “mote”, esto da pie la pregunta ¿el nombre verdadero es el que nos ponen nuestros padres, o el que nos damos nosotros mismos, o el que nos dan los compañeros? Sin embargo combiene no cortar demasiado el ritmo del juego, por lo que es mejor anotar estas dudas que vayan surgiendo en la pizzarra; para después iniciar la reflexión.

También se puede coordinar con el primer capítulo de la novela PIXIE  de Matthew Lipman.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s