Galería

¿Qué es la METACOGNICCIÓN?

Respuesta corta -> es el pensamiento sobre el pensamiento

Respuesta larga, ¡pero! más útil ->

Pongamos la siguiente adivinanza:

Una mañana con el amanecer, una devota de la santina de Covadonga sube a pie a la montaña a meditar. Desde la base hasta la cima, donde encuentra el  santuario, tarda exáctamente un día entero incluyendo algún descanso y la parada para comer. Llega justo a la caída del sol.

Después de haber meditado un día completo con su noche, esta mujer decide regresar justo al salir el sol. Desciende entonces la montaña tardando, obviamente, bastante menos.

Los recorridos de ascenso y descenso coinciden. Se puede demostrar, sin apelar a la fé, que existe un lugar preciso por el que la mujer pasa en el mismo momento del día, tanto a la ida como a la vuelta. ¿Cómo hacerlo?

El ejercicio está inspirado en otro de un libro llamado “Guía y Juegos para superar bloqueos mentales”. El autor James L. Adams, desarrolla bien la temática y las páginas están llenas de reflexiones, experiencias amenas, y dinámicas útiles.

La adivinanza está planteada en él como un reto. Pero no importa tanto la solución sino pensar en cómo se llega a ella. Qué hemos hecho para conseguirlo… ¿utilizamos la matemática?, ¿nos contamos a nosotros mismos el problema enunciándolo de distintas maneras?, ¿nos imaginamos a la mujer subiendo la montaña y bajándola luego?, ¿planteamos hipótesis sobre la duración del primer viaje respecto al segundo?…

El reto es darse cuenta no tanto de la solución sino de los mecanismos que ponemos en marcha al afrontar el reto. Yo, por ejemplo, me imagino el recorrido ascendente y lo superpongo al recorrido descendente; como dos películas que se proyectasen sobre una misma pantalla.

La METACOGNICCIÓN consiste en esta forma de pensar que se fija en cómo ocurre el pensamiento. ¿Qué método utilizamos primero?, ¿por qué lo desechamos? o, al contrario, ¿por qué no lo desechamos y nos agotamos con él? (eso sería un bloqueo mental).

LA FxN trabaja siempre con el grupo y esta es nuestra ventaja: a la hora de volvernos sobre los mecanismos del pensamiento, los vemos en los otros, en las palabras que utiliza, en los ejemplos que ponen, en los disparates y en los aciertos, y al verlos ahí los podemos reinventar en nosotros. Nos damos cuenta de que también tenemos recursos y los podemos aportar al grupo.

El monitor presta atención para poner de relevancia estos momentos y que no se escapen, volver sobre ellos, reafirmarlos. Pero ocurre que a veces está tan centrado que se sorprende cuando son los niños quienes le dan la clave para repensar algo desde otro ángulo. Y “se sorprende” no quiere decir que sea algo extraño o que suceda poco, sino que sorprende porque “te pilla por sorpresa”: de pronto el monitor cae desde su complicada posción y exclama “ah! claro!”. Son fantásticos estos momentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s